Iniciar sesión

Próximamente podrás ser parte de la comunidad virtual Átomo y hacer tu usuario personal.

Ficciones del lugar

Pilar Quinteros, artista visual.

Alfonso Díaz
Periodista y Co Director de Antenna Á - N.1

Trabaja con materiales de construcción baratos o encontrados. Su obra funciona en relación a los lugares donde ésta se expone, cruzando disciplinas: dibujo, escultura, performance, video e instalación.
A finales de este año se irá a Londres por una residencia de tres meses en Gasworks, donde el énfasis está puesto en el proceso de creación más que el resultado.

.

Nacida en 1988, Pilar estudió en la Universidad Católica, ha exhibido su trabajo en Estados Unidos, Reino Unido, Austria, Brasil, Eslovenia, Ucrania y este año expondrá en Suiza, Suecia y Rusia. El 2016 fue invitada a participar en la 32a Bienal de São Paulo. Es cofundadora y miembro activo del colectivo de arte MICH: Museo Internacional de Chile.

.

«Mi trabajo es un desplazamiento del dibujo. Me considero más dibujante que escultora. Mis obras siempre parten desde el dibujo».

«Una de mis primeras obras fue Carrito de sopaipillas. Reproduje en cartón un carro de sopaipillas y luego lo usé para simular que las hacía y vendía a la salida del metro Irarrázaval, donde hay muchos. Me instalé toda una tarde y al final del día, un vendedor peruano y otro chileno se agarran a mocha, llevaban mucho tiempo aguantándose la pelea y yo justo me instalé en el día que explotó todo».

«Curiosamente nunca he hecho un trabajo porque sí. Siempre han sido a partir de invitaciones, de encargos».

«La ciudad o el contexto terminan por armar el trabajo, yo desarrollo una primera idea, pero el resto es ir a lo desconocido. Uno lo que hace es provocar una situación».

«Para mí el video es la obra final, pero de a poco he ido mostrando los dibujos, los bocetos del proceso. También trato de rescatar piezas de la instalación, que al final quedan como fragmentos de lo que pasó. Pero el video es lo que da cuenta más en la totalidad de lo que fue cada trabajo».

«Yo nunca tomé clases de edición ni de nada. Fui aprendiendo video sobre la marcha con Alexis Llerena, del colectivo TUP (Trabajo de Utilidad Pública). Él me ayudó editando mis primeros trabajos. Aprendí y me di cuenta que tanto como cortar el material es cortar el video. Las dos cosas son formas de construir».

«Mis videos son muy básicos, creo que para alguien que trabaja el video, mis piezas son un horror. Están cortados y pegados y les hago un poco de post producción para que queden decentes. Pero tampoco estoy muy preocupada de eso. Encuentro mucho más interesante que yo haga todo, que todo tenga mi mano. Soy yo pensando mientras construyo».

«Las historias varían. Es raro, no sé si uno las busca o te llegan. Generalmente, en mis trabajos anteriores, las historias nacían desde la ciudad, desde lo cotidiano, en los trayectos, al ir mirando lo que pueda pasar».

«Si aparece la arquitectura en mis trabajos se debe a que ese es el mundo en el que uno vive en realidad. No me gusta mucho hablar ni de patrimonio ni de arquitectura —porque eso no es lo que me motiva—, sino que es el lugar en el que uno vive, la dimensión, el entorno. Si yo viviera en el campo o la selva sería distinto. Ahora voy a trabajar con elementos que no tienen que ver con la arquitectura, no me siento atrapada por ella».

«Diría que en el último tiempo estoy en búsqueda de imágenes que casi existen, que están como a punto de, están en un lugar muy tenso. Esto lo relaciono con la idea del arte. A uno siempre le preguntan “¿qué es para ti el arte?” y para mí es un lugar muy tenso, donde pasan y se cruzan cosas, es un espacio entre lo cotidiano y lo que no es, un espacio entre paréntesis. Para mí estas imágenes dan cuenta de este lugar».

«Mis trabajos son bien autobiográficos. Alguna gente habla de performance, pero a mí me da un poco de nervio, porque soy efectivamente yo haciendo las cosas, no sabiendo cómo van a salir. No hay una coreografía, voy y lo hago».

«Para mí la ficción es un lugar donde existen cosas. Yo no le quitaría crédito a una cosa sea ficción o no. Es ficción porque es la creación de alguien. Yo me siento viviendo en la creación de alguien más, alguien que estuvo antes. Alguien decidió que esta calle va a aquí, que este auto es así. Todo es bien ficción, entonces hay algunas ficciones que todavía no se materializan. Lo que yo hago es sacar esas imágenes que solo existen en las ideas y traerlas, para sentirlas más reales, para sentirlas en la dimensión de uno. Son distintas capas de realidades».

«El ser humano es capaz no solo de crear ficciones, sino también de creerlas. De ahí surge la inquietud de explorar diferentes dimensiones de este universo y superponerlas en la representación; el pasado, el futuro, diferentes lugares físicos o de la mente forman todos una unidad».

«Al terminarlos, los trabajos dejan secuelas emocionales y físicas. Mientras estoy haciendo los trabajos, siento que estoy haciendo lo que tengo que hacer, me emociona estar por ejemplo con los pies todos cochinos, con barro, como fue para la Bienal de Sao Paulo. Cuando terminan, me da un poco de pena, necesito pasar a algo más ya. Soy bien incansable en ese sentido, siempre ando buscando, me empiezo a atormentar si me quedo ahí, viendo lo que ya inventó alguien más, quiero ir y encontrar otras cosas que no están aquí, salirme de todo lo que ya es».

.

  1. (*)Katedrala Svobode Catedral de la libertad/ Cathedral of Freedom (Moneda Eslovena de 0,10 Euros)

.

Alfonso Díaz